Prosa de ciències jeje

Era un día cualquiera en el intervalo cerrado y acotado delimitado por el primer y el último día de clase del primer semestre. El despertador sonaba con periodo constante, pero un campo atractivo que parecía infinito me mantenía con una normal mayor que cero sobre las sábanas.

 

Sin duda pesaban sobre mí los efectos del día (n-1). Cada vez me parecía menos congruente salir con mis semejantes en busca de la aplicación biyectiva que me hiciera corresponder un elemento en el espacio vectorial social. Pese a que invertía en ello considerables esfuerzos, el trabajo resultante siempre era nulo. Debía ser que pertenecía al núcleo de f sin saberlo… Pero aún no había sido capaz de demostrarlo.

 

Para todo x perteneciente al resto del mundo es tan fácil hallar su f(x)correspondiente…! Todos parecen contentarse con aproximarse a la tangente de dos pi, tender asintóticamente al seno. Sin embargo, mis desarrollos de conversación con ellos nunca superaban el primer grado, yo siempre era reducido a un infinitésimo tan rápido como uno partido de ene factorial.

 

Por fin, y con una gran impulsión, conseguí abandonar la cama en el instante t. Era el principio de una mañana de utilidad marginal infinitesimal, pero si no me levantaba ese infinitésimo tendría un orden todavía mayor, así que decidí prepararme un épsilon de café y afrontar la sucesión de problemas que la jornada deparaba. Mi renta disponible amenazaba con abandonar el cuerpo de los números reales, adentrándose en el terreno imaginario. Mi voluntad de ponerme a estudiar parecía no estar definida en este tramo de t, cualquier otro punto de energía potencial era prácticamente inalcanzable a menos que una fuerza externa me sacase de este indeseable equilibrio. Todo esto implicaba que las cosas no marchaban bien, demostré sin esfuerzo -por reducción al absurdo- que para todo intento de hacer algo de provecho existiría algún agente externo que lo impidiera. Un exceso de variables exógenas nublaron mi hipótesis inicial.

 

Miré por la ventana… Sin duda había un mundo caótico ahí afuera, carente de toda linealidad. "Si me resulta tan complicado a mí, cuánto más no le resultará a toda persona distinta de mí, que ignore las matemáticas y la física que rigen la naturaleza". Existirá un n sub cero a partir del cual todo día será mejor.

 

(Nuse de qui és jeje, però a que està bé eh!)

(Merci Núria :P) 

Aquesta entrada ha esta publicada en Sin categoría. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s